domingo, 3 de junio de 2018

En el ojo ajeno





Por Maite Pil


Quisiera saber, alguna vez
¿Te hiciste una paja pensando en mí?
No suelo hacer esta pregunta.
Y cuando me lo dicen
me ofendo casi nunca.
Pero a veces me pongo triste,
me doy cuenta del vacío.
¿Te molesta si te lo pregunto?
Cualquiera se puede hacer una paja.
Pongamosle un valor a la paja.
Para que no haga agujero.
No hay nada mío en esa paja.
¿Alguna vez te hiciste una paja pensando en mí?
Si me dijeras que soñaste conmigo.
No te digo lo que voy a pensar.
¿Te puedo preguntar si fue sin querer?
Puedo aparecer en una paja para otra.
Si llegaras a decirme eso, al menos.
¿Te pasó? ¿Me lo contarías?
De todas formas quiero saber.
¿Alguna vez te hiciste una paja pensando en mí?
No puedo ubicar el sexo en vos.
A veces parecés tan virgen.
No puedo recrear tu sexo.
Ni arriba, ni abajo.
Ni parado, ni sentado.
Se te borra la cara.
Se te disuelve el cuerpo.
Quiero completar la escena.